Salamino di Santa Croce

Lambrusco Salamino 5 lambrusco salamino.2

Deriva esencialmente de la cepa que lleva su mismo nombre, la Lambrusco Salamino. El pliego de condiciones de producción respectivo considera la eventualidad que entre las uvas Lambrusco Salamino sea posible la presencia, a nivel de implantación, de otras cepas de Lambrusco y Fortana, localmente llamada "Uva d'Oro", en un pequeño porcentaje.

Podemos concluir, por lo tanto, que este vino se obtiene substancialmente sólo de la homónima cepa.
El racimo es más bien pequeño, con una largueza media de 10-12 cm., cilíndrico o cilindro-cónico, frecuentemente con un ala, sutil, compacto y tupido.
Los granos, de tamaño irregular al interno del mismo racimo, son esferoidales, con hollejo impermeable azul-negruzco, grueso y consistente, pulpa jugosa del gusto levemente dulce y acídulo. La cepa Lambrusco Salamino tiene un óptimo vigor, la producción es abundante y constante, sus uvas alcanzan la maduración en los primeros diez días de octubre, luego de haber almacenado toda la luz y el calor del sol del verano y del otoño. Una práctica habitual, es efectuar la podadura verde de primavera y verano en las viñas, sea para disminuir la carga de racimos por cepa, como también a fin de permitir un aislamento optimal de los mismos racimos y por lo tanto su perfecta y homogénea maduración.

Zona de proveniencia y geologìa

Tiene origen en los terrenos Carpigiano a noroeste de la provincia de Modena y de los terrenos contiguos de la "bassa" modenesa (zona de menos altura en relación al nivel del mar), a noreste de la provincia. En efecto el Lambrusco Salamino de Santa Croce debe su nombre a la homónima fracción del municipio de Carpi que parece haya sido, en un tiempo antiguo, el centro de difusión de esta cepa en todo el territorio de la provincia de Modena y en las provincias confinantes. Los terrenos que acogen el Lambrusco Salamino de Santa Croce son generosos, dotados de buena fertilidad, gracias también al incesante trabajo del hombre por más de dos milenios. De antiguo origen, su conformación es debida al acumularse, en el curso del tiempo, de los sedimentos dejados por los aluviones de varios cursos de agua, ríos y torrentes que atraviesan desde el sur hacia el norte la llanura modenesa: arenas, lamas y arcillas están presentes en todo este territorio en porcentajes relativamente iguales entre sí.

Caracteres Organolépticos

Es de color rojo rubí oscuro con espuma de los orlos violáceos, como también violáceos son los reflejos del vino. El perfume es fresco, fino, persistente, frutoso, del característico vinoso intenso, que recuerda la fruta madura. De gusto sápido, armónico, delicadamente acídulo, fresco, garbadamente vinoso, tiene un cuerpo medio pero justamente presente y una moderada graduación. Vino de fácil y placentera boca, brioso, genuino, no es complicado, resulta agradable a cada paladar y armoniza a la perfección no sólo con la típica pasta fresca de la cocina emiliana, sino también con preparaciones más robustas de primeros platos en general y con los asados, sobretodo si de carnes blancas o de cerdo.