Sorbara

lambrusco di sorbara.3 lambrusco di sorbara.2

El Lambrusco de Sorbara se obtiene precisamente de la homónima cepa, variedad autóctona y de antiguo origen. El racimo es ralo de forma cónica, con granos de uva de forma esférica y, según el año, presenta granos grandes y pequeños (los granos son siempre de un diámetro de pocos milímetros). 

Esto es debido a una anomalía floreal que provoca una significativa pérdida de producto. Es un dato comprobado que este fenómeno, típico del Lambrusco de Sorbara, es provocado sobretodo por la esterilidad del polen. En algunas añadas se verifican pérdidas productivas que superan los dos tercios de la cosecha.
Esta característica particular contribuye principalmente a volverlo único, fácil de recordar y sobretodo estimado, una peculiaridad que lo contraseña entre todos los otros tipos de Lambrusco y lo une a otras viñas, muy nobles, cultivadas en Italia y en Francia (un ejemplo es el Picolit). Como se decía, la producción siempre es más bien escasa y en ciertos años muy avara. Pero si la cantidad escasea, la calidad en cambio es siempre muy elevada. Para facilitar la fecundación del Sorbara éste se cultiva siempre con un porcentaje de Lambrusco Salamino puesto en la misma viña.

Zona de proveniencia y geologìa

El terreno de la zona clásica, ubicada entre los ríos Secchia y Panaro, se ha formado como consecuencia del aluvión de los dos ríos, por lo que en el fondo es principalmente permeable y arenoso, rico de potasio. A medida que uno se aleja de esta zona, los terrenos son en fondo siempre más mixtos, hasta convertirse en un tipo principalmente arcilloso fuera del área delimitada por el pliego de condiciones de producción. En los terrenos arcillosos este vino asume un color más oscuro que se distancia de la típica tonalidad, perdiendo entretanto gran parte de sus perfumes. En las zonas vecinas a los pies de la colina y colinares de la provincia de Modena y provincias limítrofes, la cepa presenta las mismas características de la cultivada en terrenos arcillosos.

Caracteres Organolépticos

Su color es de color rojo rubí con espuma de color rosado y es el más ligero entre los Lambrusco DOC de la provincia de Módena. El aroma es fresco, pronunciada, muy fino, con un toque distinto de violeta, que representa el personaje más típico y característico de este vino. Su sabor es delicado, afrutado, equilibrado, agradablemente ácido, ligeramente picante y frutado, de la alta acidez el cuerpo no es muy pronunciada y el vino fácil y deliciosa de beber jóvenes. Más de una sinfonía o una "completa" puede compararse con una composición orquestal para instrumento solo, pero con una finura de ejecución, la armonía y la capacidad de embelesar al público es única. Es sin duda el complemento perfecto para los platos más importantes de la cocina emiliana.